lunes, 8 de julio de 2024

El regreso del hijo de mi padre (Walhalla Segunda Edición): testeo de la aventura y final de temporada en La Tapadera

Muy buenas, vikingas y vikingos,

La temporada de rol en La Tapadera se ha acabado, pero lo hemos hecho de la mejor forma posible: disfrutando de Walhalla Segunda Edición. Walhalla fue el juego con el que se iniciaron o por lo menos se reengancharon al rol la mayoría de los miembros de La Tapadera, y por eso regresar a Walhalla siempre es algo especial. ¡Es como volver a casa! Además, ninguno había probado las novedades mecánicas de Walhalla Segunda Edición (que son muchas 😅). Ya era hora, porque aunque he testeado largamente las nuevas reglas aquí en Jerez, siempre ha sido en el Club Dragom, con más de 40 partidas presenciales.

Pues eso, que ya tocaba llevar Walhalla Segunda Edición a La Tapadera. Por si fuese poco, en esta última partida de la temporada hemos realizado el testeo final de El regreso del hijo de mi padre, aventura corta que irá en el futuro manual del juego y que yo en particular llevaré el próximo mes de agosto a las jornadas Tierra de Nadie de Mollina (Málaga). Así que ya sabéis: si queréis probar Walhalla Segunda Edición, en las TdN tendréis oportunidad (y además voy a hacer tres pases de la aventura).

El argumento de El regreso del hijo de mi padre está basado en la novela gráfica El exiliado, del holandés Erik Kriek, un volumen al que tengo mucho aprecio y que en su día me regaló Jorge Carrero. He realizado una adaptación al rol de dicho cómic, en la que, como es evidente, he tenido que modificar unas cuantas cosillas, y creo que ha quedado bastante bien. ¡Espero que la gente la disfrute en las TdN tanto como hemos hecho nosotros en La Tapadera! Eso sí, si te has leído la novela gráfica, puede que la aventura no te sorprenda de la misma manera a como lo haría si llegases a la mesa sin saber nada de nada.

Por eso mismo, y como de costumbre, no pienso relevar la historia que hay detrás de El regreso del hijo de mi padre, salvo que se ambienta en Islandia y está centrada en las rencillas y venganzas familiares tan típicas del mundo vikingo. En cambio, sí os puedo dejar un textito narrativo de ambientación, aunque sea para abrir boca:

 

«Él no es hijo de mi madre, solo es el hijo de mi padre. Su madre murió mucho antes de que yo naciera. Y mi madre apenas tiene unos pocos años más que él.

Es un hombre con una larga historia a sus espaldas, uno al que tal vez yo pueda admirar, aunque no guardo ningún recuerdo de su aspecto. A veces trato de imaginarme su rostro, pero solo soy capaz de figurarme una versión distorsionada del de nuestro padre.

Debe de haber vagado por Noruega durante toda una década. Puede que haya llegado incluso más lejos... quién sabe. El Althing lo condenó al destierro después de que cometiera aquel asesinato. Lo condenó por muchos años, so pena de calvario. Fue un plazo menor del que algunos exigían, pero largo y odioso, sin duda.

Ese plazo acaba de concluir».

 

Pues nada, espero que os mole esta especie de premisa y ojalá os vea en alguna de mis mesas en TdN.
¡Nos leemos!


Aunque aquí aparezca seriote, Rodrigo interpretó a un PJ expansivo y risueño

Zoom a la ficha de Ale, que interpretaba a Sigrún, una asalvajada skjaldmaer


De izquierda a derecha, Roberto (invitado tapaderil), Rodrigo, servidor, «Fali» y Ale

En esa pizarra del fondo se leen cositas...

Aquí la partida ya subida en la web de las TdN. La dirigiré viernes 9, sábado 10 y domingo 11, siempre en horario de mañana.

1 comentario: