miércoles, 23 de noviembre de 2022

Ficha editable de Ysystem con formato Go to Hell (por Lyzandred)

Muy buenas, roleros y roleras,

Hoy os traemos una nueva y estupenda ayuda de juego para Ysystem: la ficha de PJ en formato editable y con estética de Go to Hell. Bueno, nosotros no os traemos nada, sino el bueno de Lyzandred, que se estrena como colaborador de este blog. ¡Esperamos que nos siga mandando cositas así!

 

La ficha estándar de Ysystem, pero con la estética metalera de Go to Hell

La cuestión es que Lyzandred (cuyo nombre real es Roberto Espinosa) tiene predilección por el formato de las fichas que traen los PJ pregenerados de Go to Hell, así que se ha puesto manos a la obra para crear una ficha genérica. Por cierto, para el que aún no lo sepa: Go to Hell es una de las campañas publicadas en la línea Biblioteca de Asgard, una historia de terror adulto que aúna la potencia y la energía que desprende el heavy metal con el horror y la crudeza que habita en lo más profundo del ser humano.

Puedes descargarte esta ficha de YsystemHell pinchando aquí.

Y ya que estamos: Roberto ha echado a andar un canal de rol en YouTube con contenidos muy bien editados, La Fortaleza de Zagyg; os lo recomiendo sinceramente. Además, en ese mismo canal podéis ver una excelente partida de seis sesiones de Ysystem. La aventura es original del propio Roberto, de un particular género de terror - ciencia ficción que hace las delicias de todo rolero, y se llama La sexta extinción. ¡Muy buena!

 

¡Nos leemos!

martes, 22 de noviembre de 2022

Hojas de control para Colección Aventura I: Corvus Rex y Steel Falcon y los secretos del Tíbet

¡Muy buenas!

Os traigo estas hojas de control: son la herramienta definitiva para tener la información de todos los PJ y PNJ en un solo folio. ¡Espero que os animen a llevar a la mesa estas magníficas aventuras!

Descarga las hojas de control para Colección Aventura I: (Corvus Rex y Steel Falcon y los secretos del Tíbet) gratis desde aquí. Por supuesto, incluyen spoilers, ¡no las mires si vas a jugar estas aventuras! Están en PDF y en ODT, por si quieres modificarlas más fácilmente, o usarlas de plantilla.

Si aún no tienes estas aventuras, puedes hacerte con ellas desde aquí

Y que no se te pase nuestro crowdfunding actual, con muchas más aventuras para Ysystem Edición Revisada: lo tienes aquí

¡Un saludo y que el rol no pare!

 

«¡Mira qué cuervaco, Stacey!»


domingo, 6 de noviembre de 2022

Entrevista a Penny Melgarejo: ilustrador, tatuador, escritor y fanzinero

¡Muy buenas! Hoy tenemos algo un poco diferente a lo habitual: una entrevista con el gran tatuador, ilustrador, escritor y fanzinero Penny Melgarejo, ¡ni más ni menos!


1) ¡Bienvenido a The Tapadera Vineyard, Alex! En efecto, querida concurrencia: Penny es en realidad un maromo de tomo y lomo. ¿Puedo preguntarte por el porqué de ese apodo artístico o me vas a golpear con ese mangual oxidado y lleno de sangre?

Hola!! Bueno, en principio no hay que preocuparse, las armas oxidadas hay que guardarlas para el apocalipsis, que no parece estar tan lejos ya a día de hoy! jajajaja. Pues es una buena pregunta, porque casi nadie me la hace. El apodo de Penny en realidad viene por Pennywise, no por el payaso de IT (que un poco payaso si que soy a veces) sino por el grupo de música, que hace años me gustaba bastante y un chaval al que acababa de conocer no recordaba mi nombre y cuando fue a llamarme lo hizo por el nombre de mi camiseta, me dijo: “oye, Pennywise, Penny” y me quedé con el nombre. Muchas veces, creo que por el tema de la serie Big Bang Theory y sobre todo porque soy de subir pocas fotos mías a redes sociales, la gente se piensa que soy una mujer, pero si te digo la verdad, en redes siempre he dejado que mi trabajo hable por mi, no mi aspecto, género o ideología.


2) Tu trabajo como ilustrador y tatuador tiene un estilo muy definido. ¿Dónde encuentras tu inspiración?

Es una cuestión dificil, porque supongo que como le pasa a muchas otras personas que se dedican al arte de cualquier tipo, la inspiración puede surgir en cualquier momento y se ve siempre afectada por los momentos emocionales o personales por los que estés pasando. Como tatuador podría decirte que en los doce años que llevo tatuando, he pasado por varias fases. Cuando Ivo, mi mentor del tatu me acogió como aprendiz (agradecimiento eterno) comencé con el rollo que entonces nos tiraba un poco a todos, el estilo neotradicional, el estilo chicano, los letterings (letras o tipografías) gótico-chicanos y todo eso, pero luego fui variando ese estilo y de repente me di cuenta de que muchos años después todo el aprendizaje inicial lo pude plasmar en el estilo blanco y negro que suelo hacer. Mi gran amigo y artesano Pablo 1880, mi amiga Venus y la que entonces era mi pareja, Mel, me dijeron que por qué no llevaba directamente lo que estaba dibujando al estilo del tatuaje, y de repente me di cuenta que me había sumergido por completo en el tatuaje dark, o tatuaje oscuro. A ellos les debo el confiar en mí mismo a la hora de plasmar las nuevas técnicas que aprendí adaptándolas a las que ya sabía. Sigo pensando que la inspiración en ese momento venía por el amor a artistas como Nick Baxter, Robert Hernández o Paul Booth, que creo que son referentes universales, mezclado con artistas dark de la nueva generación.

A nivel ilustración, el tema es más complejo.  Al ser cosas que tengo que hacer por encargo o para autoediciones mías, el proceso cambia muchas veces por completo. La inspiración puede surgir de cualquier manera, o documentándome, o mirando historias de la gente por Instagram, incluso sentándome en un parque y viendo todo lo que me rodea, pero sobre todo, mirando lo que hacían los grandes clásicos del cómic de los años 70-80 en revistas rollo 1984, Vampus, Vampirella, etc, incluso de viejos catálogos de Games Workshop. Muchas veces pienso ¿Cómo no se me ocurrió eso antes? y entonces empieza a surgir la idea y la inspiración. Otras veces simplemente me obsesiono con algo y tengo que dibujarlo. Una imagen determinada, una edificación, un ser horrible tentacular… Todo vale.  Cualquier cosa podría ser inspiración para mi, ¡adaptándola siempre al arte oscuro, por supuesto!


3) ¿Cómo te convertiste en tatuador? Cuéntanos un poco tu historia, si te apetece.

Es algo que siempre me llamó la atención. Vaya, no al principio porque no me llamaban la atención los tatuajes en absoluto. Veía todas esas piezas talegueras que llevaba la gente y no me gustaban absolutamente nada (a día de hoy me parecen maravillosas, para que veas), pero como siempre me gustó experimentar a nivel artístico, me llamaba la atención. Ya había tocado el dibujo de cómic, la ilustración, el graffiti, el diseño gráfico…  y de repente dije: pues me molaría aprender a tatuar. Entonces mi gran amigo del tatuaje era Luci, un tatuador madrileño con el que tengo gran amistad, no quise molestarle y lo que hice aprovechando un parón de trabajo fue un curso de tatuaje, que no valió para absolutamente nada. Son cursos que suelen ser un poco timo (imposible enseñar una profesión en una semana) pero me quedé con los básicos de lo típico: las herramientas, cómo usarlas, etc. Un tiempo después me fui a tatuar al extinto Tattoo club VK y allí conocí a Ivo, un artista búlgaro buenísimo, y empezamos a hablar de death metal, grindcore, rap, de todo un poco y nos caimos bien, así que al final me ofreció ser aprendiz suyo en ese mismo estudio y me costó un poco porque lo primero que hice después del curso, fue un poco una mierda, hablando mal y pronto, pero tras un par de meses comiéndome la oreja como pepito grillo, me convenció y estuve tatuando allí durante un par de años. ¡Digamos que las bases del mal las puso un búlgaro loco cantante de un grupo de grindcore y un tatuaje de repulsión en la espalda!  A partir de ahí empecé a investigar. Desgraciadamente en ese estudio por choques con otra persona que anillaba allí, el tema no acabó demasiado bien, pero monté mi propio estudio privado y desde entonces mantengo mi amistad con mi Maestro y tengo mi propio tinglado.


4) ¿Qué significado tienen para ti los tatuajes en general?

Para mi son arte. Hay una gran diversidad de opiniones sobre el tema de lo que uno se tatúa. A mi la fase de “me tatúo esto porque significa algo” se me pasó casi al principio de empezar. Un día me dejó mi primera pareja y entonces tuve la brillante idea de tatuarme el tribal del grupo Soulfly por el tema de volar libre y bla bla bla, y me desperté meses después pensando “ni me gustan los tribales ni me gustan soulfly” jajajaja. Ese fué mi primer cover. A partir de ahí siempre me he tatuado junto con el criterio del tatuador, piezas que me gusten a nivel artístico, pero hay otra parte de la gente tatuada que sí que piensa que el tatuaje tiene que tener un significado, y lo veo lo más respetable del mundo, porque al fin y al cabo es algo que uno se hace porque le motiva y porque quiere, así que para mi tiene la misma validez tatuarte “Abuelo te quiero” que tatuarte una araña-calavera devorando las entrañas de un pobre guerrero caído en desgracia en una mazmorra, pero evidentemente, me parece mucho más artístico hacer la araña. Pero como digo, aquí no hay una regla válida, como para todos los gustos de la vida. A cada persona le gusta una cosa y nadie es quien para decirle lo contrario.


5) ¿Hay algún tatuaje que hayas hecho que sabes que no olvidarás jamás? ¿Por qué?

Creo que por desgracia hay muchos jajajaja. Me quedaré con la anécdota de un señor que entró con una yonkilata en el estudio con un pedete considerable y le dijo a mi maestro de tatuajes que quería tatuarse una fecha. Ivo, que vió como iba el amigo, me lo endosó a mi, así que le tatué yo. Al preguntar qué es lo que quería tatuarse me dijo que la fecha del día anterior en números y en el cuello, ni más ni menos. Total, que venía con sus compadres que esperaron fuera (todos con las yonkilatas en la mano) y le diseñé la fecha y le hice pasar a la cabina. Una vez dentro, pues ese cotilla que llevo dentro quiso saber por qué la fecha del día anterior. Le pregunté varias veces y no me lo decía, pero de repente entró a ver qué tal llevábamos el tatu uno de sus amigos y le dijo “pero venga, cuéntaselo, que no te dé vergüenza” y me dijo que se tatuaba la fecha del día anterior porque era la fecha en la que lo había dejado con la novia. Yo me quedé ojiplático y le pregunté “¿pero llevabas muchos años con ella?” y me contestó “dos meses”. Te puedes imaginar mi cara. Ya sumé el pedo que llevaban (evidentemente debían llevar de fiesta desde el día anterior) y lo que se estaba haciendo y pensé que esto era lo típico de “a que me lo tatúo” “a que no eres capáz”. Así un montón, la verdad, pero yo creo que siempre me acordaré de ese tatuaje.


6) ¿Quién sería la última persona que crees que te pediría que le tatuaras y a la vez te encantaría hacerlo?

Aquí creo que juega un poco la baza del odio y del weird sí o sí.  Yo creo que sería fantasía tatuar a algún personaje rollo Isabel Díaz Ayuso o algo de eso. De verdad, que sería como “esto duele, ¿lo sabes?” y subir el voltaje al máximo o algo así para desforgarme un poquito jajajjajaja.


7) ¿Cómo es tu proceso creativo a la hora de ilustrar? ¿Y a la de escribir?

Soy muy inmersivo por norma general. Prácticamente el 90% de las veces que sigo algún proceso creativo pongo música, que es normalmente acorde con lo que tengo que plasmar, incluso en la mesa de trabajo muchas veces por la noche solo tengo el foco que ilumina la mesa y todas las luces apagadas, para crear un ambiente mucho más tenso y que no me distraiga absolutamente nada. Cuando voy a hacer una ilustración tiro mucho de referencias. Siempre ando viendo cómo lo han hecho unos, cómo lo han hecho otros, usualmente gente de la época de los 70 o los 80, que para mi son máximos referentes en prácticamente todo y a partir de ahí monto mentalmente una imagen de lo que quiero plasmar, que luego se ver reforzada por algún modelo de verdad, que suelen ser amigos o yo mismo. Hago una foto de una postura que me cuadra y entonces ya comienzo a dibujar. Como mi proceso es artesanal 100% y no utilizo tablet ni nada que se le parezca (al menos de momento) hay veces que utilizo mesa de luz para encuadrar sobre todo si corre prisa la ilustración, aunque suele ser en el menor de los casos, porque prefiero encajar a ojo, que es más divertido. Utilizar modelos de verdad es una faceta que empecé a desarrollar cuando hice ilustraciones para España Caníbal con Andrés Carabantes y desde entonces, se convirtió en una técnica que utilizo siempre. No me gusta dibujar de cabeza las posturas porque quedan demasiado de cómic, demasiado irreales, y lo que yo busco es un efecto más visceral en el ojo, más barroco tal vez. Una vez tengo el boceto hecho a lápiz (normalmente rojo o azul) entonces paso a la tinta. He ido cambiando mi modo de entintado en los últimos cinco años, y creo que ahora mismo he llegado al punto que me gusta, cargado pero legible.  Suelo utilizar rotus calibrados para entintar, y tras el entintado paso a la fase ordenador. Escaneo y limpio la imagen para que quede blanco y negro puro y duro.

A la hora de escribir el tema cambia mucho. Siempre he escrito como algo mío, personal, que no podía o no quería compartir con la gente, y claro, al ser un campo que no es el mío, voy con pies de plomo. Normalmente se me ocurre una idea y voy desarrollándola según escribo, no utilizo un principio-nudo-desenlace que previamente he esbozado. Por norma general tengo claro cómo empieza y cómo acaba, pero no cómo se desarrolla. Ahí es cuando me pongo música y dejo que empiece a fluir todo y la verdad que muchas veces el final se altera o varía. Me gusta mucho escribir sin saber demasiado bien cómo va a acabar la historia realmente, pero ya te digo, soy un neófito en este campo y tal vez (posiblemente) haga las cosas de mala manera y necesite cambiarlas o mejorarlas, pero aquí estamos para ir aprendiendo de los errores y para ir puliendo los puntos que tengan que brillar más.




8) ¿Cuál es la ilustración más rara, insólita o extraña que te han pedido?

La verdad que no me suelen pedir cosas demasiado raras al trabajar con grupos de música o la industria del rol, vamos, no raras para mi, ¡probablemente a alguien que le guste el dibujo rollo urban sketch sale corriendo al ver mis dibujos! Pero creo que lo más extraño que me han pedido fue para el libro The Wells of Ur, una antología de fantasía, y el dibujo en sí era una justa entre dos jinetes, uno cabalgando sobre un jabalí y el otro cabalgando sobre un avestruz. Lo del jabalí bien, pero lo del avestruz me dejó descolocado por completo, y todo esto en en el desierto. También tengo que decir que el que pide las cosas más raras o insólitas soy yo mismo, que como me gusta mucho la autoedición de fanzines, ando siempre dibujando barbaridades que se me pasan por la cabeza y salen auténticas aberraciones. Soy mi cliente más raro, jajajaja.


9) ¿Cuáles son tus principales influencias? Me refiero a ilustradores, tatuadores, escritores, escritores de cómics, bandas de música, pelis o series, videojuegos…

Con respecto a tatuadores, los que te nombré antes, Paul Booth, Nick Baxter, Shige, Robert Hernández y los que tocan el tema dark por norma general, mi lista de influencias a nivel tatuaje podría ser larguísima. De los que ya están criando malvas, Doré, Durero y ando flipadísimo con John Martin últimamente. A nivel ilustración, todos los grandes de siempre, desde Buscema, Breccia, Altuna, Moebius, Beá, Auraleon y como entintadores creo que me han vuelto loco desde siempre Bernie Wrightson y Brian Bolland. También me parecía un entintador increible Kentaro Miura y de los nuevos mis máximas influencias son Nerd Gore, Bargain Blasphemy y toda la escuela de nuevos talentos que surgió hace unos cuantos años. Como diseñador de logos para bandas de black / death / doom metal mi principal influencia es Christophe Spajdel, que sinceramente me parece que plantó la pica en flandes en su momento. Como escritores de cómic siempre me han encantado las historias de Mignola, Jodorowsky, Moebius y sobre todo Otomo. Creo que todos llevamos un Mignola dentro. Mi escritor favorito es Lovecraft sin duda alguna, no por cómo escribía sino por todo lo que tenía en la cabeza y creo que eso se plasma en muchas cosas de las que escribo / dibujo. Las bandas de música que más me motivan suelen ir dependiendo de mi estado emocional o de los dibujos en los que ando metido. Por norma general mi música favorita es el hardcore, pero para dibujar no lo pongo. El fanzine Ars Notoria me lo hice entero en una neblina de depresión, oscuridad y melancolía escuchando solamente a Gold y Der weg Einer Freiheit, mucho black metal, para poder meterme más todavía en toda la decadencia de lo que estaba dibujando / escribiendo / maquetando. Sobre influencias de videojuegos, claramente Darkest Dungeon, que me tiene loco desde que salió y a nivel gráfico Darksouls, Bloodborne y Blasphemous. Me parece que hay mucho material por el que dejarse influenciar en esas obras. Las películas cualesquiera que vea me parece que pueden aportar algo a lo que hago, al igual que las series. Sobre todo veo terror / ciencia ficción / fantasía así que te puedes imaginar. Las últimas dos que me han dado algunas ideas han sido Barbarian y la nueva de Hellraiser.


10) ¿Pones música mientras ilustras, tatúas o escribes? ¿De qué manera influye la música en tu trabajo?

Siempre. Como decía antes, para mi es imprescindible estar inmerso y sí que es cierto que a veces dejo descansar el cerebro un poquito antes de seguir poniendo discos, porque me gusta disfrutar también del sonido del silencio, pero siempre pongo algo, de hecho, mientras respondo a esta entrevista estoy escuchando a Necrofier. La música influye siempre dependiendo del estilo. Cuanto más dark es la ilustración o más chunga, más chunga tiene que ser la atmósfera que tengo alrededor, y si tengo que escribir por ejemplo un poema oscuro, me pongo depressive black metal o suicide depressive black metal y salen cosas bastante interesantes por norma general. Creo que la música afecta directamente sobre el proceso creativo aunque no nos demos cuenta o no seamos conscientes. Algún día de estos voy a tener que ponerme la música de Disney del tirón para dibujar alguna escena infernal a ver qué sale jajajaja.



11) Si no ando muy desencaminado, has diseñado logos de bandas de black y death metal. ¿Cuáles? ¿Qué género de música prefieres? ¿Alguna banda en particular?


Hardcore for life! El hardcore es lo que más me motiva, pero sí que es cierto que a la hora de dibujar no me motiva tanto como otros estilos. En realidad me gusta todo, puedo escuchar desde bandas sonoras a música ambiental, clásica, heavy metal o doom. Menos reguetón y cosas de esas, que no son mi movida, es decir, que guay al que le mole, ¡pero no seré yo el que deje poner ese tipo de música en el infierno!  Las bandas es un poco dependiendo del momento. Como escucho tanta música la verdad es que voy por temporadas, una temporada una banda es la que más me mola por el motivo que sea, en otros momentos otra. Ahora ando bastante flipado con The ocean, Mindforce, Earth Crisis y Storm.

Yo con los logos disfruto muchísimo, me parece un medio de expresión artístico bestial, la verdad, y entre los logotipos que he hecho se encuentran los de Renäcer, Gemorah, Homicidal funeral, Disagradablement, Oxicorte, Death pit Cvlt, Octopuss prods, Labana records, Psychopaths, Storm, Mojo rudo y un largo etcétera, aunque ahora mismo el tema está un poco parado. ¡Queremos más bandas de metal y quiero hacer más logos, que no pare la producción del mal!


12) ¿Sueles leer cómics? ¿Nos recomiendas alguno?

Es lo que más leo (o eso querría porque la pila de pendientes de leer ya parece al faro de Alejandría), y es algo que sinceramente me flipa. Hace tiempo leía superhéroes y demás, pero hace ya bastante que dejé de ser consumidor de ese género (incluso de las películas) porque me aburre un poquito, la verdad, así que me he dado cuenta que en estos últimos tiempos he vuelto a mi mal vicio del manga. Ahora mismo solamente leo comic americano de terror / ciencia ficción, algo de cómic europeo y manga.  Como recomendaciones aparte de lo obvio (Berserk, Berserk y Berserk) podría decirte que la mejor serie que he leído este último año es Buenas noches pun punInio Asano sinceramente me parece que juega en otra liga. BD europeo te diría que Mutafukaz y Fang son muy buenos al menos para mi, y cómic americano ahora mismo ando liado con Pentagram of Horror y The Nice House on the Lake, que está bastante cañero.



13) ¿Dirías que te mueves en el mundo cultural underground? Si es así, ¿es lo que prefieres? ¿Por qué?


Sí, es donde más me muevo por norma general sobre todo por la autoedición de fanzines. Me gusta bastante el mundo independiente o underground porque tienes un control del 100% sobre lo que estás haciendo y realmente hay un buen circuito para poder moverte y la gente suele ser agradecida y en expos o convenciones fancineras la peña suele pillar cosillas siempre. Creo que quitando la distribución, que al final es base para llegar a la gente, lo que te suele ofrecer el mundo underground es una base de gente que por norma general quiere hacerse con las cosas que ofreces o bien por no estar edulcoradas al haber pasado por demasiados filtros o simplemente por la exclusividad de tener algo que no está al alcance de todo el mundo o al menos del público mainstream. En realidad no es que lo prefiera, porque el mundo editorial también te ofrece otras cosas que están bien y por norma general la gente suele ser bastante abierta, pero me parece que si hay árboles que ofrecen dos frutas que puedes comer, aunque te guste más una que otra, ¿por que no nutrirte de ambas? A mi me encantaría trabajar para grandes como WOTC, o Dungeon Crawl Classics y no tengo problema en decirlo, pero mismo respeto y dedicación por trabajar con gente que saca fanzines de rol o editoriales más pequeñitas. Creo que todo es interesante.


14) ¿Juegas o has jugado al rol? ¿Cuál es tu opinión sobre esta afición? En caso de que te mole el rol, ¿cuál es tu juego favorito? Si no lo has probado, ¿hay alguno que te llame la atención?

Llevo tatuado el logo old school del D&D, con eso te digo todo jajajaja. Sí, empecé a jugar a rol a la famosa caja roja de Dalmau y luego conocí La llamada y me vicié a lo bestia. Nuestros veranos eran de piscina y rol, y aunque hayamos ido creciendo y los grupos y las mesas de juego se hayan disuelto, intentamos seguir jugando en la medida de lo posible, aunque es cierto que ya suena a topicazo pero el tiempo, el maldito tiempo. Mi opinión sobre esta afición no podría ser más positiva, ayer sin ir más lejos tatué el Guernica de Picasso a un amigo que juega a Pathfinder y estuvimos contándonos anécdotas y hazañas. Me parece una de las aficiones más sanas que existen y creo que quien no haya jugado nunca y no se haya sentado en una mesa de juego debería probarlo alguna vez en la vida al menos para saber de qué va el tema. Como juego favorito para mi siempre será cualquiera que se mueva en el mundillo del OSR, puedo jugar tranquilamente a vieja escuela, D&D básico, Lamentations... Me gustan todos.  Sobre juegos que no haya probado, soy un poco coleccionista y voy adquiriendo juegos sobre todo cuando me llaman a nivel artístico / maquetación y tengo aquí varios a los que les tengo que hincar el diente: Mörk Borg, Solar Blades & Cosmic Spells y Mothership. A ver si saco un rato y lío a alguien.  También tengo que testear el juego que estamos haciendo Iván Quiroga “Peronn” y yo, Chronos, que sinceramente creo que va a ser un pepinazo y que ya está escrito (y que ando ilustrando y maquetando yo) y que espero tener maquetado para este primer trimestre de 2023.


15) Ilustraste Go to Hell, una de las aventuras autojugables que Walhalla Ediciones sacó con su sistema genérico Ysystem. Personalmente pienso que la sinergia entre tu arte y la temática de la campaña es sencillamente perfecta. ¿Qué tal fue la experiencia? ¿Estás contento con el resultado? ¿Has leído o jugado la aventura?

¡Fatal, una experiencia fatal! jajajaja. Es broma. Edu es un tío genial, y cuando contactó conmigo lo primero que hizo es declararse como fan de mi putrefacto arte, así que cuando me propuso ser el ilustrador de Go to Hell, ¿cómo me podría haber negado? Estoy contigo en cuanto a esa sinergia que se creó entre arte y temática. Al fin y al cabo una historia con el heavy metal como motor principal y un arte que es más heavy que un vómito de cuchillas de afeitar formaron una atmósfera perfecta a mi modo de ver. Fue una de las experiencias más positivas con respecto a los trabajos que he tenido. No puedo quejarme sobre gente que ha querido que ilustre sus juegos o aventuras, pero sí que es verdad que con Walhalla Ediciones como yo también soy un friki editorial siempre me he sentido como en casa y eso hace mucho a la hora del resultado final. Con la aventura tenemos un problema serio, porque todos mis amigos se metieron en el mecenazgo y todos quieren jugarla o dirigirla así que están a palos para ver quién es el que se lee el manual y dirige el juego jajaja. Yo sí que me lo he leído, porque además cuando hice los dibujos ya le pegué un buen tiento para meterme un poco en la historia de la banda y lo que estaba pasando alrededor y tengo que decir que la historia que montó Edu con el juego me pareció una pasada. ¡Supongo que al haberlo leído ya al final me tocará dirigirlo a mi!


16) ¿Cómo es el mundo del fanzine desde dentro? ¿Cuándo decidiste comenzar a autoeditarte? ¿Cuántos fanzines has lanzado a la humanidad hasta el momento?

Pues es un mundo curioso, porque realmente el fanzine, como mucha gente sabe (otros no) viene de fan magazine, y eso significa que hay de absolutamente todo. He visto fanzines de dibujos, de historia, de cómic, de reseñas musicales, de cine… Me encantan porque cada sector del underground de los fanzines se mueve en un sitio distinto pero hay veces en los que no tienen por qué no compartir espacio aunque sean de temáticas completamente dispares y creo que esa autoedición fanzinera es lo que realmente le da ese aspecto tan apetitoso. La última convención de fanzines en la que estuve, el Autoban en Coruña, reunía a mogollón de gente muy dispar y sinceramente, la oferta que había era tan amplia y tan buena, que yo no quería ni acercarme por las mesas para no ir soltando todo mi dinero jajaja. Siempre digo que empecé tarde a autoeditarme y a tatuar, pero me paro a pensar, y sinceramente, creo que la vida te pone en unas situaciones tan complejas y complicadas a veces, que hay tantas presiones por parte de absolutamente todo, que realmente comencé cuando tenía que comenzar. Si hubiese empezado con ello siendo más joven, no sería el Penny que soy ahora mismo, no sé si sería mejor o peor, pero ahora mismo estoy contento con lo que hago, con la gente de la que me rodeo, con mis amigos que son oro puro y con quien confía en mi arte tanto en papel como en piel y que contactan conmigo para incluirme en sus proyectos, así que me parece que he empezado cuando ha sido el momento idóneo, que debió ser hace unos cinco años más o menos.

Tengo una buena producción, que se ha visto reforzada al no tener pareja y vivir solo, lo que me da muchísimo más tiempo a la hora de planificarme y dedicar tiempo a los proyectos que tengo, así que mi problema ya no es de qué es lo próximo que voy a sacar, sino de “¡deja de sacar cosas, desgraciado!” jajaja.

A día de hoy la autoproducción que tengo son ocho fanzines: Dungeon master, Sesión doble, Blasphemia, Quarantine, Santificado sea tu nombre, Putrid violence, Ars notoria y Super dimensional terror, que es el último que he sacado. Fanzines compartidos: Oculto (con Honorio Cristóbal), La posada del alegre Tom (con Iván Quiroga) y como coordinador del colectivo más oscuro tengo La casa en lo alto de la colina (con un portadón de Jagoba Lekuona por cierto) y La torre de las mil almas. Tengo dos minifanzines editados: Trauma, y luego aparte un dungeon en panfleto (El execrable destino de los penitentes exploradores de allende el apocalipsis) y un generador de mazmorras que se llama Path of doom que se pueden bajar gratuitamente, por cierto. Y ahora mismo estoy trabajando en una antología de los cómics que he hecho para otros fanzines como Altar mutante, que contendrá páginas de mis trabajos ya editados que se va a llamar Mondo Violence.  Como ves, no me faltan ganas de trabajar, la verdad. También ando barajando proyectos con más gente, como con mi amiga e increíble persona Kai y alguna otra cosa más que anda en el tintero, pero siempre estoy abierto a nuevos proyectos.

17) ¿Cuál te define mejor y por qué? (No responder si no te da la gana o si piensas que la Inquisición está a la escucha): ¿Religioso? ¿Apóstata? ¿Satanista deista? ¿Satanista no deísta? ¿Pagano? ¿Agnóstico? ¿Ateo? ¿A ti qué te importa?

Jajaja. No tengo problema en responder a esto, si en unos días no se vuelve a saber de mí ya sabes que igual ha sido la Inquisición la que ha tenido algo que ver! Pues cuando era pequeño, en principio por educación familiar, supongo (excepto mi padre, que siempre fue agnóstico) sí que creía en lo ligado a lo religioso, pero con el paso del tiempo y de experiencias vividas creo que me encontraría en algún punto del agnosticismo. No creo que seamos lo que está por encima de todo y no creo en ninguna religión, así que sigo en el punto de que el universo es energía y el resto, pues quien sabe. Tengo bastante respeto por la gente que tiene fe en algo y no seré yo quien les diga que están equivocados, pero tampoco que están en lo cierto. Eso sí puedo decirte, tengo una biblia increíble de Gustave Doré heredada de mi amigo Manolo Chojin ¡y me encantan las citas apocalípticas que tiene!


18) ¿El mejor lugar del mundo?

Cualquiera que se pueda disfrutar en compañía de las personas a las que quieres. Da lo mismo si es un banco del parque Tierno Galván, el Parnaso en Cascorro, la Plaza de Cataluña tomando una yonkilata o un banco de New York City observando a los transeúntes. Sitios que te proporcionen paz mental y calma espiritual.


19) ¿Qué es lo que más te gusta hacer (que puedan leer los roleros menores de edad)?

¿Dibujar vale? jajaja. Pues creo que un poco lo que a todo el mundo: viajar, disfrutar de una buena película, de unas birras en compañía de los amigos. Más allá, poniéndonos a nivel cosas que me motiven: dibujar en las mesas de los bares, de la biblioteca, de sitios que se alejan de mi área de confort.  Me gusta mucho divagar sobre qué es lo que hago aquí en el mundo y si es verdad que existe algún propósito más allá de lo que puedo conocer. Pero sobre todo, desde lo antisocial pero sociable que soy, una de las cosas que más me gusta es conocer gente. Creo que es una de las cosas que más me gustan, saber qué hace la gente, ver cómo son, descubrir cómo vive el mundo alrededor mío. Tal vez es un poco profundo, pero así soy yo, impredecible a veces, oscuro, atormentado por algunas cosas y siempre deseando hacer cosas nuevas.


20) ¿Algún mensaje que lanzar al mundo?

Yo creo que podría lanzar demasiados, pero como siempre, me lío a hablar o a escribir y al final doy demasiado la turra, así que creo que lanzaré únicamente dos cortitos. El primero es: si estáis mal en algún momento de la vida, por favor, buscad apoyo y ayuda, que siempre va a haber una mano tendida para ayudar. El segundo es que nunca dejéis de hacer lo que os gusta u os motiva, aunque os veáis superados a veces porque no creéis que lo hacéis todo lo bien que os gustaría. La tenacidad, el esfuerzo y la dedicación acaban dando sus frutos y si no, siempre podéis terminar haciéndoos fanzineros como yo jajaja. 


21) ¿De qué modo se puede contactar contigo para realizar encargos o simplemente contemplar tu arte?

Pues por redes sociales siempre, creo que tengo todas las que existen. Siempre estoy abierto a críticas, sugerencias, currar y colaborar:


Muchas gracias desde el fondo de nuestro podrido corazón por someterte a este tercer grado. ¡Seguiremos de cerca la pista de ese Chronos!

Muchísimas gracias por dejarme hablar de mis proyectos futuros y pasados y sobre todo por invitarme a abrirme un poquito al mundo. ¡Arriba esos cuernos del metal!



Y si os habéis quedado con ganas de más, aquí tenéis la entrevista en vídeo que le hicimos a Penny y Edu, autores de Go to Hell con motivo del crowdfunding para financiarla. 

¡Saludos y que el rol no pare!


jueves, 29 de septiembre de 2022

Ludo Ergo Sum 2022, la crónica (por Jorge Serrano)

¡Aloha, tapaderos! Tapaderers, tapaderistas… No tengo claro el término con el que os identificáis las buenas gentes que soléis pasar por aquí; después de todo, soy nuevo 😅

Mi nombre es Jorge Serrano y es un orgullo traer este pequeño artículo a este gran blog, una suerte de crónica de mi primer paso por las emblemáticas jornadas benéficas Ludo Ergo Sum (LES de aquí en adelante), que han vuelto tras el parón covidiano (¿covidiense?, ¿covídico?... ¡qué demonios sabré yo!) con la promesa de ser un nuevo éxito en cuanto a encuentro de jugones y recaudación a favor del Banco de Alimentos de Madrid.


Corre ya septiembre del año 2022 cuando Ignacio y un servidor nos convencemos mutuamente de acudir a las mencionadas jornadas en la capital del reino, compartir gastos de transporte y, dada nuestra común ascendencia mesetaria, pegarnos un pedazo de finde rolero a coste reducido.

Conseguimos entre los dos presentar cinco partidas que dirigir, a pesar de lo tardío de la inscripción... cinco partidas como cinco soles de Ysystem -el sistema genérico de Walhalla Ediciones, la editorial de la que Ignacio forma parte-. En su caso, las partidas fueron Días aciagos, La Presa (sobre cuyo testeo en el Club Dragom -del que tanto Ignacio como yo formamos parte- podéis leer aquí) y La ira de los cándidos; en mi caso, Las apariencias engañan (una adaptación de Ignacio de esta partida de sLang a Ysystem sobre la que podéis leer más aquí) y Última función, aventura que se encuentra disponible para descargar de forma gratuita en la web de la editorial).


DIA 1. Llegada a las LES.

Son las 20.30 de la noche cuando la expedición jerezana consigue llegar al polideportivo de Aluche, barrio donde se celebran las LES, tras un viaje bastante animado -especialmente para mí, que voy de copiloto-. Contra todo pronóstico, somos capaces de recoger las identificaciones y acceder al recinto a dar una pequeña vuelta por los stands de tiendas y editoriales y saludar a algunos conocidos. Sin tiempo para mucho más, nos reunimos con Mirella (@friki_mami) y Dani (@darofar), ambos RolerosNoRepresentativos, con quienes hemos quedado para cenar. Ignacio, aluchense de nacimiento (¿aluchano?, ¿luchitano?... ¡que alguien me traiga un diccionario!), nos descubre el fascinante corredor conocido como “Paseo marítimo de Aluche”, una enorme avenida poblada de bares a cada cual más castizo. Y de castizas maneras cenamos algunas raciones cuya descripción omitiré, en un bar infame que no pienso recomendar pero que no nos impide pasar un buen rato de disquisiciones roleras y acumular un par de anécdotas simpáticas, como el “cabrón” que el camarero le suelta al bueno de Darofar sin venir mucho a cuento. Tras una última jarra de cerveza helada -aquí no hay fallo-, cada mochuelo se retira a su olivo. Un arranque mucho mejor de lo previsto, teniendo en cuenta que yo daba el día por perdido al vernos obligados a llegar tan tarde.




DIA 2. Clímax rolero.

El sábado es el día grande, el único día que vamos a poder disfrutar al completo de todas las jornadas. A las 9.30 accedemos al recinto a preparar unas partidas que comenzarán a las 10.30. Ambas partidas se llenan, ¡genial! y tenemos la suerte de contar con jugadores magníficos en las dos mesas... de los que no recuerdo un solo nombre porque soy un desastre. A pesar de ello, ¡gracias por contribuir a que saliera todo rodado!

Dirigir en pabellones masificados de este tipo supone un handicap importante -problemas para escuchar, dificultades para hablar, distracciones variopintas... y de poner música ni hablamos-; no obstante, la separación de las mesas es lo suficientemente grande como para permitir que no nos entorpezcamos demasiado. Sin menospreciar el inevitable pero molesto murmullo general, a mi mesa no llegan sonidos directos de otras partidas y, tras este primer tramo de jornadas, durante el resto de días no tendré ningún problema en este aspecto.


 


Las partidas terminan contrarreloj dada la necesaria rigidez de horarios, y ahora toca resarcirse del fiasco de la noche anterior durante la comida. Ignacio cambia de tercio y, junto a Luis Tovar (autor de Vidas Cruzadas, a quien tuve el placer de conocer en estas LES), me lleva a un Aluche distinto, en donde disfrutamos de una magnífica comida peruana. Aprovecho para dar las gracias a Luis, quien me hace el favor durante la mañana de jugar en mi mesa para cubrir una baja de última hora metiéndose en el papel de Loco, personaje que conoce bien pues ha dirigido la aventura en un par de ocasiones.

Tras la opípara comida, tengo una decisión difícil que tomar, ¿rol o no rol? Tengo la tarde del sábado libre mientras Ignacio dirige Días Aciagos. Lo cierto es que no estoy muy seguro de poder pillar plaza en lo que de verdad me interesa, y hay ofertas atractivas en otras zonas que me llaman mucho (porque no solo del rol vive el friki, amigos, y las LES son unas jornadas polivalentes).




Sin embargo, y para mi sorpresa, consigo pillar plaza en la partida de Roberto Alhambra, una demo de Profecías, juego del que había oído hablar mucho y bien y tengo muchas ganas de probar. Todo lo que me había llegado se demostraría cierto: el juego es una suerte de storytelling muy temático. La profecía concreta que jugamos fue Macbeth. Podéis imaginar cómo acaba el tema... En mi opinión, la forma en la que el juego encuadra las escenas -de forma específica para cada profecía- hace que cada una de estas tenga el tema muy marcado, algo que en otros juegos se suele dejar al buen hacer de la mesa. Además, Profecías está diseñado de forma que tu lado ludista te conduce a incorporar a tus escenas elementos que tú u otros jugadores han señalado anteriormente como interesantes. En definitiva, un juego que quiero volver a probar y que espero tener entre mis manos algún día.


Acaba la jornada con muy buen sabor de boca y, sin tener ganas de hacer la cola necesaria para acceder al mercadillo solidario (plagado de material por lo que, envidiosos desde el exterior, podemos ver) nos retiramos cada uno por su lado a disfrutar la noche madrileña a nuestro aire.

P.D.: Importante es mencionar que consigo comprar la que será mi única adquisición en las LES -a pesar de la enorme cantidad de tentaciones-: este Arsenic Lies que vende Mirella y del que nos había estado hablando durante la cena del viernes, una baraja de cartas para jugar roles vivos reutilizable. En palabras de Mirella, “Agatha Christie meets Downtown Abbey”.



DIA 3. Epílogo.

Todo lo bueno se acaba”, me digo mientras dirijo por última vez mis pasos hacia la mesa 81, donde conduciré mi última partida de las LES. El camino de vuelta a la patria chica es largo y no podremos quedarnos por la tarde, pero Última Función es una gran partida y tengo muchas ganas de dirigir. Tanto mi partida como la de Ignacio vuelven a llenarse sin problemas, aunque en esta ocasión tenemos que pisar bastante al acelerador para poder terminar a tiempo. Ignacio dirige La Presa y por desgracia no puede terminar del todo (es una partida larga; en las 8 horas que le dedicamos al probarla en el Club Dragom echamos de menos al menos otras 2), y aunque yo sí pude terminar la mía, que es una aventura mucho más acotada, tengo que despedirme de los jugadores deprisa y corriendo. Aún así, en ambos casos todos quedan muy contentos tanto con el sistema como con las aventuras (espero que también con los directores 😉). De nuevo, no logro recordar ningún nombre, pero sí sé que al menos había dos andaluces con los que espero volver a cruzar dados en otra ocasión.








Antes de partir toca de nuevo llenar el buche. No lejos del peruano de ayer nos arriesgamos a probar suerte en un mejicano que tiene todas sus mesas desocupadas. La suerte sonríe a los valientes y conseguimos rematar el viaje con una comida contundente y muy sabrosa que yo, de nuevo infame copiloto, riego con dos Pacífico.

Y se acabó; se acabaron mis primeras LES. Un auténtico placer haber podido disfrutarlas en buena compañía, haber podido desvirtualizar algunas caras y haber vuelto a la experiencia de dirigir en jornadas tras las D20 Quest de Málaga. Agradecimiento infinito a la organización, los gentiles camiseta naranja, siempre atentos al detalle, por el currazo tremendo que sé que supone organizar un evento de estas características.


 

Próxima parada: IberoRol, organizadas por los buenos amigos de MalagaQuest este mismo mes de octubre.

¡Hasta entonces!

martes, 27 de septiembre de 2022

Testeo de Las Llaves del Reino (Ysystem): sesiones 3, 4 y 5

Muy buenas, agentes del rol,

En La Tapadera seguimos jugando a Las Llaves del Reino, la campaña de Diego López para Ysystem que algún día será publicada en la línea Biblioteca de Asgard. Hemos completado ya las sesiones tercera, cuarta y quinta (para las dos primeras, véase este post), y puedo decir que estoy totalmente enamorado de esta historia. ¡Menudas escenas te propone! Bueno, «enamorado» tal vez no sea la palabra más adecuada, porque la campaña no es algo precisamente «hermoso» de lo que enamorarse, sino una historia escabrosa al máximo, pero cuando la preparo y la narro tengo exactamente la misma sensación que cuando dirigí Sagarmatha o Go to Hell, en el sentido de que estoy ante una de las campaña de mi vida. Eso es 100% seguro 👌

Las sesiones 3, 4 y 5 han transcurrido de la mejor forma posible. Por descontado, ya estamos en el terreno en el que no se puede decir ni mú de la trama. Los escenarios, los PNJ y las vías de investigación se han ido abriendo y multiplicando en esa siniestra Costa del Sol del año 2026 en el que se ambienta Las Llaves del Reino. La tensión ha ido subiendo tanto que al término de la cuarta sesión estalló un conflicto bastante serio entre los PJ, conflicto que al final ha servido para impulsar la trama y darle aún nuevos bríos. En la última sesión en concreto, la quinta, hemos jugado dos largas escenas que me parece que van a quedar para los anales de nuestra historia rolera personal. Una de estas escenas la he incorporado yo ex profeso (¡qué ganas tenía de que llegara!), es decir, que no se trata de una escena contenida en la campaña original, si bien pienso que merece la pena barajar su inclusión de cara a la edición definitiva del libro, por lo que hablaré con Diego López del asunto. ¡Espero que le parezca bien! 😉

Lo único malo de jugar estas PARTIDAZAS que nos estamos echando es que luego cuesta la de Dios dormir bien la noche de los lunes, pero oye... sarna con gusto no pica. Otro inconveniente es el tremendo hype con el que paso toda la semana hasta que llega la siguiente sesión 😅 Todo lo demás es bueno, muy bueno, y mucho amor por el rol 💓

Os dejo las fotos de costumbre y... ¡nos leemos!



Dirigiendo ante un pensativo «Fali» (que interpreta al agente Farid al-Jabri)
Jesús y «Fali» tenían la misma camiseta del Delorean en la última sesión 😂
 
Aquí está Patri, que con su PJ Almudena protagonizó una escena muy chunga que a punto estuvo de llevársela por delante y hacerle abandonar la campaña de forma prematura

Ayudas de lujo cortesía de dos de los jugadores, que son un primor

Este careto fue en la cuarta sesión, creo... 😅

La ficha de Farid

Rodrigo, que interpreta a «Lucca» (la carabinieri), pensativo y un poco con el culo torcido. «¿Qué host*** está pasando aquí?».

Por último, el gran Eduardo Rodríguez consultando sus notas. Eduardo interpreta al periodista Ibai (y lo hace de lujo).