lunes, 15 de enero de 2018

Testeo de "Nuestras cenizas", una aventura sandbox para Degenesis

Muy buenas, aberrantes!

Este fin de semana pasado ha sido un LOCURÓN de partidas de rol: cuatro entre el viernes y el domingo; vamos, lo que se dice por aquí "una pechá". La del domingo en concreto fue la más larga y la que nos sirvió para testear Nuestras cenizas, la aventura sandbox que he escrito para Degenesis (ese juego de +Edge Entertainment con el que hace más de un año mantengo una relación casi marital).

¿Qué es Nuestras cenizas? Pues una larga aventura que se iba a llamar El Escatón del polvo y que al final ha cambiado de nombre. Se trata de una especie de continuación de Embargo, la aventura que viene en el manual, pero con una estructura completamente diferente (es un sandbox). Por ahora no voy a contar nada más de Nuestras cenizas, que intentaré que vea la luz en los próximos meses. Si voy bien de tiempo, el mes que viene le dedicaré un post exclusivo para hablar más de ella. El texto está prácticamente terminado, por cierto, y solo me quedan por completar algunos flecos.

Pues bien, como he comentado el domingo testeamos esta nueva aventura y además introdujimos en el mundo de Degenesis a tres nuevos jugadores que aún no lo habían probado (dos de ellos insignes veteranos de La Tapadera). Como testeo, la partida me resultó extremadamente útil. Al final además me quedé charlando un rato con +Antonio Lozano, que aportó sus siempre jugosos y clarividentes puntos de vista, completados con una conversación telefónica posterior. Como partida en sí misma, nos divertimos mucho y bien, pero he de reconocer que yo estaba muy cansado y como DJ no rendí como en otras ocasiones.

Esperando con muchas ganas a poder compartir esta aventura con todos vosotros, me despido con las habituales foticos del cónclave rolero (en exceso masculino y ropinegro en esta ocasión).

¡Nos leemos... y cuidadín con la Sepsis!


De izquierda a derecha, El Fali (abajo), FranMAES (encima, tapando el arbolito), servidor, +Jesús Duréndez Rubio (el cabrero de Jeré), +Pablo DE ROCKA (¡disparo!) y +Antonio Lozano (mascando Quemazón).

El domingo estaba derrengado. Salta a la vista que ese cutis no era el del viernes.

Saqué los mapas de Embargo para recordar la partida anterior, y a partir de ahí arrancó Nuestras cenizas.

8 comentarios:

  1. La esperare con muchas ganas ^^ Gracias

    ResponderEliminar
  2. Cuidad bien de Frantzer!!! :P
    Muchísimas ganas de echarle un vistazo a Nuestras cenizas, y si puede ser en mesa, mucho mejor! jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDD
      Precisamente el testeo me ha servido para ajustar la aventura de cara a jugarla con vosotros. Creo que a Frantzer le va a gustar ;-)

      Eliminar
    2. Ole! Deseandito estamos por aquí, de hecho, me consta que a Usta le quema ya el garrote en las manos... jaja

      Eliminar
  3. Moló mucho el testeo, y es un placer que cuentes con mis humildes comentarios ;) Los pies de página muy buenos! Ya es raro que yo no fuera de negro ese día! Habríamos hecho historia! :D Y sin duda, lo mejor de todo: el cambio de título JAJAJA *guiño, guiño, codazo, codazo* ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno que es muy voluble ante ciertas recomendaciones ;-)

      Eliminar
  4. Oh, cómo me hubiera gustado jugar tu aventura,Ignacio. Creo que va a ser difícil que pueda jugarla, una pena, porque tú nunca defraudas.
    Ah, buen aporte de Antonio, al menos con el nombre de la aventura, formáis un buen equipo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! A ver si hay suerte y, quién sabe, un día la puedes jugar ;-)

      Eliminar